AULAB busca conectar a las instituciones de la educación superior con los desafíos relevantes del Estado

Su primera acción fue invitar a estudiantes y profesores a participar con sus proyectos de innovación para buscar soluciones para los desastres naturales que aquejan a nuestro país en el último tiempo a través de terremotos, tsunamis, temporales y erupciones afectando la vida de miles de personas. En el siguiente repaso te contaremos como fue el proceso de esta primera convocatoria de AULAB junto al Ministerio de Interior y la ONEMI.

Experimentando una nueva forma de vinculación entre el Estado y la Academia: Co creación de la convocatoria

La plataforma AULAB fue concebida junto a estudiantes de diversas instituciones de educación superior, en un esfuerzo por conectar a la academia con el Estado, continuando una larga relación. Nuestro aporte como Laboratorio de Gobierno tiene que ver con experimentar una nueva forma de vinculación entre los estudiantes y profesores con los desafíos del país, abriendo una puerta para que sean ellos quienes co creen los servicios públicos del futuro.

Entendemos que como Estado tenemos un rol de articular distintos actores para enfrentarnos a los grandes desafíos que tenemos por delante. Uno de ellos son las catástrofes naturales. El talento del mundo académico, de los estudiantes y de diversos actores del mundo de las instituciones de educación superior son fundamentales para re conectar el rol que las instituciones tienen con los grandes temas del país
— Mahmud Aleuy, Subsecretario de Interior

Si los estudiantes y profesores de la educación superior fueron parte clave en la creación de la plataforma, el Ministerio del Interior y ONEMI funcionaron como catalizadores de la convocatoria; de 45 problemáticas levantadas en conjunto, logramos definir tres problemas que después de reformulados, derivaron en los tres desafíos del AULAB: Datos, Vivienda y Reacción, los retos que movieron a los estudiantes y profesores para crear sus proyectos de innovación.


Convocando a los estudiantes y profesores de Chile

Entre agosto y septiembre de 2015, visitamos 7 regiones del país en la búsqueda de estudiantes y profesores comprometidos con la realidad del país y dispuestos a participar de un desafío urgente ¿Cómo nos preparamos para enfrentar los desastres naturales que ponen en estado de alerta a Chile? Quisimos salir a convocar y a escuchar a estudiantes y profesores de institutos profesionales, centros de formación técnica y universidades estatales y privadas, con el apoyo de ONEMI y el Ministerio del Interior. 


La educación superior se la juega por los desafíos del AULAB

En octubre de 2015 recibimos 145 postulaciones para los desafíos REACCIÓN, VIVIENDA y DATOS, desde 12 regiones, 19 carreras y 30 instituciones de educación superior distintas. 417 estudiantes y 150 profesores se la jugaron y crearon proyectos que nos permitirán prepararnos mejor para el futuro en un país de desastres naturales. 


Campamento de Ideas: feedback para mejores proyectos

56 equipos semi-finalistas tuvieron la posibilidad de compartir y presentar sus ideas con autoridades, expertos y académicos, y de forma más importante aún, con sus pares y otros equipos participantes, en la búsqueda de la mejora de los proyectos, todo en un ambiente que fomentó la colaboración y la co-creación, con el objetivo de transformar ideas en proyectos viables.               

El objetivo principal de esta instancia fue aterrizar los proyectos hacia la realidad del país, aplicando las metodologías de reformulación y diseño del equipo del Laboratorio de Gobierno, además de generar feedback cruzado entre los equipos y potenciar los proyectos junto a los equipos técnicos especializados de Interior y ONEMI.


Residencia AULAB: ¿Cómo nos imaginamos que los gobiernos deben crear sus políticas públicas?

Tras las postulaciones y el Campamento de Ideas, el jurado experto del AULAB eligió a 15 finalistas para vivir una experiencia única dentro del Estado; 4 semanas que desafiaron toda lógica de diseño, creación e innovación en el proceso de elaboración de política pública, cuyo objetivo principal es transformar los proyectos de la etapa del Campamento de Ideas en prototipos útiles y viables. 

La Residencia AULAB no sólo fue una oportunidad para transformar ideas en prototipos útiles para enfrentar de mejor manera las emergencias naturales en nuestro país, con el apoyo de ONEMI, Ministerio del Interior y el Ministerio de Vivienda, quienes comprometieron su apoyo durante las cuatro semanas de Residencia y participaron activamente. Es cómo nos imaginamos que los gobiernos deben crear sus políticas públicas: de cara a la ciudadanía, convocando distintos actores, generando un interés de todas las partes involucradas por las ideas que provienen desde fuera del Estado, abriéndose a crear en conjunto las soluciones del futuro.


Semana 1: Realidad

La primera semana de la Residencia tuvo tres hitos importantes; la primera mesa con las contrapartes técnicas, la salida a terreno a la cuarta región y la reunión de los equipos con el Intendente de la región Metropolitana, Claudio Orrego. Cada una de estas instancias marcó el inicio del camino de los residentes, quiénes aprovecharon estas oportunidades para incorporar un sentido de realidad a su visión.

Esta semana se dió inicio a una instancia que sería clave; las mesas técnicas se convirtieron en el contacto directo con las contrapartes técnicas del Estado, permitiéndoles no sólo entender cómo funciona el aparato estatal, sino que recibir una retroalimentación experta con el objetivo de calibrar sus proyectos y encausarlos hacia el objetivo final; mejorar la reacción de los chilenos frente a las emergencias. Pero los estudiantes y profesores no sólo se encontraron con los funcionarios de las tres entidades que nos apoyaban, sino que también recibieron las visitas de instituciones públicas como INAPI, Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y CORFO, además de organizaciones como Desafío Levantemos Chile, Techo, entre otros, en las rondas de expertos.

La primera salida a terreno llevó a estudiantes y profesores a la cuarta región, donde visitaron las localidades de Los Vilos y Canela, epicentro del terremoto del 16 de septiembre de 2015. En la oportunidad se reunieron tanto con autoridades locales como vecinos afectados por la emergencia, quiénes compartieron sus experiencias tras el sismo, con la idea de acercar los proyectos del AULAB a la realidad y cocrear juntos las soluciones.

La visita del Intendente de la región Metropolitana, Claudio Orrego, inauguró una serie de meetups en la Residencia AULAB. En la oportunidad, los equipos pudieron conversar con la autoridad, quien por su experiencia como Alcalde y ex Ministro, logró transmitirle a los estudiantes su conocimiento sobre innovación dentro del Estado, además de su conocimiento en el manejo de emergencias.


Semana 2: Desarrollo

La etapa de desarrollo estuvo marcada por el trabajo de los equipos junto a sus mentores del Laboratorio de Gobierno y las mesas técnicas, además de una instancia única; la reunión de la red de funcionarios públicos innovadores con los residentes del AULAB, donde buscamos reunir el talento del sector público con el de las Instituciones de Educación Superior. Los funcionarios pertenecientes a la Red de Innovadores públicos visitaron tuvieron la oportunidad de conocerse, conectar y compartir experiencias con estudiantes y académicos; por un lado, qué significa trabajar en lo público, cómo podemos mejorar su relación con la ciudadanía y por otro, cómo el talento joven que vive fuera del Estado puede generar verdaderos cambios en los servicios y en la manera que enfrentamos los desafíos.

A las experiencias de esta segunda semana, se unieron Fresh Water y Bis, dos reconocidos emprendimiento sociales que entregaron una visión sobre como la innovación puede hacer cambios tangibles en la vida de las personas.


Semana 3: Prototipado

Durante la tercera semana, los equipos trabajaron fuertemente en los prototipos, ya avanzados gracias al feedback de los expertos técnicos y a la primera salida a terreno. Durante esta semana era imprescindible realizar el testeo de sus ideas, por lo que los residentes se embarcaron en la segunda visita a Los Vilos e Illapel, localidades que recibieron a los estudiantes y profesores. Autoridad marítima, Carabineros, Bomberos, Policía de Investigaciones y vecinos de la zona probaron las ideas de los equipos, realizaron sus alcances y fueron decisivos a la hora de reformular los proyectos en pos de una entrega perfeccionada en beneficio del país.

En el contexto de la Residencia, nos reunimos con representantes de distintas instituciones de educación superior, tanto alumnos como profesores, para tener una conversación que comience a robustecer la plataforma AULAB; una forma de conectar la academia con los desafíos públicos. A profesores y estudiantes les preguntamos ¿Cómo les gustaría vincularse al Estado y tener una verdadera influencia en las políticas públicas, aportando no sólo con su conocimiento, sino que con una mirada y creatividad nuevas?

Las rondas de expertos por temática - datos, reacción y vivienda-, también marcaron la semana, como una forma de continuar robusteciendo y dando forma a las ideas del AULAB.


Semana 4: Entrega

Una última semana intensa en trabajo y emociones para los equipos; cinco días para la pre entrega, el último hito de la Residencia y el fin de una convivencia de cuatro semanas entre estudiantes, profesores y el equipo del Laboratorio de Gobierno.

La primera generación del AULAB tuvo la capacidad de imaginar los servicios públicos del futuro junto a funcionarios del Estado en una constante sinergia de ideas y trabajo que trajo resultados que se vieron el viernes 5 de febrero, cuando hicieron su pre entrega frente al jurado que había trabajado junto a los equipos en las mesas técnicas durante un mes. Cada uno de los 15 proyectos presentaron sus prototipos totalmente distintos a cómo habían llegado hace 4 semanas; los cambios sustanciales tuvieron que ver con los elementos propuestos por la Residencia, pensados siempre en el aprendizaje técnico y conceptual de los equipos y en la mejora y escalabilidad de sus proyectos.


El Laboratorio de Gobierno, a través de AULAB y el intenso mes de Residencia, quiso replantear la relación entre el Estado y la Academia, aventurandose en una nueva configuración, donde la educación superior juega un importante papel proponedor para las nuevas políticas públicas del país que el sector público acoge y pone en práctica.

Los finalistas del AULAB dejan la Residencia después de un mes de trabajo donde lograron no sólo aprender los principios del diseño que sustentan el funcionamiento del Laboratorio de Gobierno, técnicas de reformulación de problemas o sólo mejoraron sus ideas en pos de un premio final, sino que aprendiendo una nueva forma de trabajar, colaborando con sus pares y con el Estado, proponiendo mejoras que pueden afectar de forma positiva de todos los chilenos  y cambiándole la cara a un Estado que hoy se abre a recibir las ideas de todos lados.


Exposición en el contexto de Estado Futuro

Iniciativas como AULAB son fundamentales, pues le dan a la ciudadanía la oportunidad de involucrarse y hacerse cargo,- a través de la innovación-, de problemas y desafíos que nos afectan a todos y que tienen gran relevancia, como las catástrofes naturales. Asimismo, permite al Estado conectarse con las personas, incluyendo en sus políticas públicas la creatividad de la ciudadanía, creando valor público en la sociedad
— Luis Felipe Céspedes, Ministro de Economía

En el marco de la conferencia internacional de innovación pública, realizada los días 30 y 31 de marzo en el centro GAM, los 15 equipos del AULAB tuvieron la oportunidad de mostrar sus proyectos no sólo al jurado presente, sino que a los asistentes al encuentro, a la comunidad en general y al Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes, quien visitó los 15 stands y conversó con los estudiantes y profesores.


Evaluación final, exposición y premiación junto a la Presidenta Michelle Bachelet en el Palacio La Moneda

Hoy ha ganado Chile, porque tenemos más innovadores dispuestos a comprometer su creatividad en los asuntos de interés público y porque, además, disponemos de mejores soluciones para enfrentar las emergencias
— Presidenta Michelle Bachelet

El miércoles 27 de abril de 2016, AULAB llegó a su punto cúlmine; los tres ganadores serían anunciados en presencia de la Presidenta Michelle Bachelet en una ceremonia realizada en el patio Las Camelias del Palacio de La Moneda, tras una breve exposición donde los equipos aún en competencia tuvieron la oportunidad de mostrarle a la máxima autoridad los avances realizados en sus proyectos.

La Presidenta Bachelet compartió con los jóvenes estudiantes antes de la premiación, conociendo sus proyectos e interiorizándose en el proceso de co creación conjunto con ONEMI e Interior, a través del Laboratorio de Gobierno. “La plataforma de Laboratorio de Gobierno, que conocemos como AULAB, también asumió el rol clave de abrir puertas al talento de cientos de chilenos y chilenas que querían aportar en la gestión de emergencia, conectando la academia con el Estado en materias de diseño, creación e innovación”, expresó la Mandataria.

Los tres ganadores de la convocatoria fueron dados a conocer por el Subdirector Nacional de ONEMI y jurado, Víctor Orellana. “Faltan Manos”, “Mapa Preventivo” y “Levanta tu Casa”, de las categorías datos, reacción y vivienda, respectivamente, recibieron de manos de la Presidenta Bachelet, el entonces Ministro del Interior, Jorge Burgos y el Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes, el galardón que acredita que existe un compromiso de parte del Gobierno de Chile, el Ministerio del Interior y ONEMI para hacer de estos proyectos políticas públicas que ayuden a la solución de este desafío urgente.


Los Ganadores

Equipo Mapa Preventivo. 

Equipo Mapa Preventivo. 

Mapa Preventivo

(Universidad Arturo Prat de Temuco y Pontificia Universidad Católica)

Mapa Preventivo es una herramienta que conecta el conocimiento de la ciudadanía con la información gubernamental, en pos de potenciar una cultura preventiva y colaborativa en materia de desastres naturales. A través de una app móvil, se entrega información oficial de ONEMI (zonas seguras y zonas de riesgo) complementada por una capa de información entregada por líderes vecinales relativa a puntos de riesgo estructural presentes en su sector. Los reportes, que incluyen fotografía, son subidos a un mapa de libre acceso a la ciudadanía y además procesados para ser entregados en un informe a las autoridades correspondientes ayudando en el  proceso de toma de decisiones preventivas.

Levanta tu Casa

(Pontificia Universidad Católica y Universidad de Chile)

¿Cómo hacer propia tu nueva casa en tiempos emergencia? Tras una nueva catástrofe las personas damnificadas buscan ser parte de la solución y así acelerar la llegada a su nuevo hogar. Lamentablemente en la actualidad, el aumento de la complejidad en las soluciones ha dificultado a la comunidad la posibilidad de participar en la construcción de la solución. Por ello, LEVANTA TU CASA propone una simple solución constructiva a partir de un módulo estructural, con materiales disponibles en todas las barracas y ferreterías a lo largo del país. LEVANTA TU CASA utiliza materiales tradicionales, sin perder la calidad, a través de un proceso colaborativo de toda la comunidad, sin tener problemas de stock de materiales muy específicos que se agotan en momentos de emergencia.

Equipo Levanta tu Casa

Equipo Levanta tu Casa

Equipo Faltan Manos

Equipo Faltan Manos

Faltan Manos

(Universidad de Viña del Mar, Universidad Adolfo Ibáñez y Universidad de Valparaíso)

Es un conjunto de herramientas de mapeo colectivo en tiempo real, en donde convergen damnificados y actores interesados en entregar ayuda humana. Se puede georreferenciar información para indicar cuánta ayuda falta y de qué tipo, ayudando a distribuir mejor los esfuerzos. Buscamos democratizar el impacto social generado por el altruismo.


Pilotaje

Desde el anuncio de los ganadores, los tres equipos se encuentran trabajando codo a codo con las contrapartes de ONEMI en el pilotaje de sus proyectos. La expectativa es que  al término de la etapa de pilotaje a fines del 2016 estos tres proyectos se transformen en parte de las politicas públicas de ONEMI para abordar situaciones de emergencia de nuestro país.